Agora International School Barcelona inicia el curso con un potente proyecto educativo consolidado

Agora International School Barcelona empieza el nuevo curso escolar con la puesta en marcha de dos grandes proyectos educativos: el Bachillerato Internacional y la Formación Profesional Deportiva. Se trata de dos proyectos ambiciosos que afianzarán el programa pedagógico que define a AIS Barcelona y que sentarán las bases de la consolidación definitiva del centro.

Ambos proyectos han tenido una acogida muy buena, tanto entre las familias como entre los alumnos externos matriculados y se han convertido en uno de los objetivos principales de este curso, junto con la mejora y perfeccionamiento de otros programas de excelencia y académicos ya iniciados durante el curso pasado, como el programa internacional, el aumento en la oferta de actividades extraescolares o la participación de los alumnos en concursos externos.

Para Andrés Rosás, director del colegio, otro de los grandes retos propuestos para este curso es «aumentar la inmersión lingüística con nuestros alumnos de Secundaria». Al tratarse de un colegio relativamente joven, «las generaciones más antiguas no se han beneficiado tanto como los más pequeños de los progresivos incrementos que se han llevado a cabo a nivel de inmersión lingüística», pero no obstante, el colegio está dando pasos para equilibrar esa descompensación con la ampliación de asignaturas impartidas en inglés y horas auxiliares de conversación.

Durante los últimos cursos, el colegio no ha parado de trabajar hasta conseguir un proyecto educativo NACE firme y duradero en el tiempo, que ha sido proyectado y afianzado y «nos ha permitido crecer tanto en nuevos programas de excelencia como en alumnado». También se ha conseguido consolidar el equipo docente, con mínima rotación del personal garantizando la estabilidad del profesorado, algo esencial en cualquier proyecto.

Entre los casos de éxito llevados a cabo el curso pasado, el director destaca la puesta en marcha de la Escuela de Padres, una iniciativa que «ha tenido una gran acogida por parte de las familias, y que nos ha permitido tratar temas candentes en el mundo de la educación, como el uso de las nuevas tecnologías o aspectos más tradicionales como la disciplina del hijo adolescente»; y también la implantación del proyecto GAVEA de uso de tablets en el aula como herramienta educativa en Primaria, cuyo éxito en el desarrollo supone una excelente perspectiva para su próxima implantación en los cursos de Secundaria.

El colegio obtuvo así mismo muy buenos resultados con la aplicación de un programa de mejora académica basado en las técnicas de estudio y la comprensión lectora; también con el programa de inteligencias múltiples, que detecta en cada alumno sus potenciales individuales y las deficiencias para poder hacer un trabajo más individualizado día a día; se siguió avanzado en la internacionalidad del colegio con intercambios con el colegio de Stonar, viajes al extranjero de final de etapa o el proyecto Connecting Cultures, que fue galardonado en los NACE Awards; y se fomentó la participación social por etapas para crear en los alumnos más conciencia social.

Pero sin duda el acontecimiento más destacado vivido por el colegio el curso pasado fue la celebración de los NACE Olympic Games. Los juegos rindieron un homenaje a los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, de los cuales se han cumplido 25 años este verano, y fueron un gran éxito. Andrés Rosas se muestra muy satisfecho por el compromiso y trabajo en equipo realizado por todos los miembros de AIS Barcelona, así como de la colaboración indispensable de las familias, creando una gran cohesión entre todos. Todos los niños y niñas «vivieron una experiencia inolvidable, conocieron a compañeros de otros colegios y fomentamos el orgullo de pertenecer a un grupo como NACE Schools».